Project Description

En el marco de la 41ª Conferencia General de la UNESCO, el miércoles 10 de noviembre a las 13:30, desde la sede de la UNESCO y en directo online, Catesco asistió a un evento de especial relevancia para la comunidad educativa: el lanzamiento del nuevo informe de la Comisión Internacional Futuros de la Educación, Reimagining Our Futures Together: a new social contract for education. Este informe representa el nuevo posicionamiento de la UNESCO del que debe ser el futuro de la educación, con la mirada puesta en 2050, y que tiene la categoría del Informe Faure (1973), el Informe Delors (1996) o Repensar la educación: ¿hacia un bien común mundial? (2015).

Siguiendo con su papel de liderazgo en el debate mundial sobre el futuro de la educación, la UNESCO lanzó su iniciativa Futures of Education en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York en septiembre de 2019 (enlace noticia web Catesco). Presidida por la presidenta de la República Federal Democrática de Etiopía, la Excma. Dª. Sahle-Work Zewde, una comisión internacional de líderes de pensamiento del mundo de la política, la academia, las artes, la ciencia, los negocios y la educación emprendió un esfuerzo de participación global amplio e inclusivo que implicó a educadores, jóvenes, investigadores, gobiernos, empresas y la sociedad civil.

En esta etapa participativa, Catesco y el colectivo Fòrum Futurs de l’Educació, impulsado entre Catesco y la Fundació Bofill, contribuyó con un informe sobre cómo construir el futuro de la educación a partir de lecciones aprendidas de la alianza de Escola Nova 21. También se destacaron las implicaciones en política educativa y la Propuesta de Plan 2030 de Actualización del Sistema Educativo que se presentó en octubre de 2020 con la Fundació Bofill.

Lee la nota de prensa aquí

El informe

El nuevo global report basa su propuesta en la necesidad de establecer un nuevo contrato social para la educación, que parta de la visión compartida del fin público de la educación. Este contrato social se basa en dos principios fundacionales: El derecho a la educación de calidad para todos y durante toda la vida, y el entendimiento que la educación como tarea colectiva, pública, y como bien común tiene que contribuir efectivamente a la realización de futuros sostenibles, justos y en paz.

Asimismo, el informe, frente a los retos globales actuales que afronta la humanidad, identifica las disrupciones emergentes con una implicación más significativa sobre la educación: el planeta y el cambio climático (planeta), la regresión democrática y de derechos humanos, el desarrollo tecnológico frenético y la relación con la Inteligencia artificial. Por eso, hace 5 propuestas para renovar la educación donde, entre otras, se remarca el carácter cooperativo y colaborativo que debe tener la educación y también la profesión docente, así como el énfasis que hay que hacer en el aprendizaje ecológico, intercultural e interdisciplinario, que ayude a alumnos a acceder y producir conocimientos, y que desarrolle, al mismo tiempo, su capacidad de criticarlos y aplicarlos, y remarca el rol que deben jugar escuelas y ecosistemas educativos para convertirse en “modelo de los futuros a los que aspiramos”. Por último, el informe termina con 2 llamadas a la acción: un llamamiento a la investigación ya la innovación y un llamamiento a la solidaridad mundial y la cooperación internacional, para vehicular el compromiso de todos hacia un diálogo social, para repensar y actuar juntos, y reimaginar a nuestros futuros juntos.

Executive summary
El informe

El acto de lanzamiento

Revive el acto de lanzamiento

“To transform the world, education must be transformed”